¿Cómo decorar un dormitorio de matrimonio muy espacioso?


Los metros pueden convertirse en nuestro mejor aliado en la decoración, pero muchas veces no es fácil enfrentarse a ellos y nos vemos con complicaciones para rellenar esos “huecos” que se quedan libres y rompen la coherencia del conjunto del dormitorio de matrimonio.

Como ya os contamos en el caso de los dormitorios pequeños que necesitan ahorrar espacio, hoy queremos daros unos consejos para que consigáis llenar el cuarto con muebles a vuestro gusto y con una distribución que no rompa la armonía que se necesita tener.

¡Sigue nuestros consejos y diseña tu dormitorio sin importarte los metros!

Consejos para dormitorios de matrimonio grandes

dormitorio de matrimonio amplio

Crear diferentes ambientes

Una de las mejores maneras de aprovechar el espacio adicional que tenemos es sacarle partido creando dentro del dormitorio diferentes zonas o ambientes, los cuales estén destinados en cada caso a diferentes funciones.

El ejemplo más típico es el crear un pequeño rincón de lectura, con unos sillones, mesita y lámpara de ambiente, el cual además de aportarte estéticamente te permitirá sacarle partido para tus horas de más relax, especialmente si tienes como hobby la lectura.

Otro espacio muy interesante podría ser una zona de “make up”, aprovechando el sitio para disponer un tocador grande, con un espejo grande que nos permita tener en la misma habitación un sitio donde maquillarnos y arreglarnos cómodamente.

Aprovechar los complementos

Al no estar muy limitados por el sitio disponible, los muebles más accesorios pueden ser parte protagonista de nuestro dormitorio de matrimonio. Desde pies de cama hasta cómodas, sinfonieres o espejos.

Aquí, señalamos también como complemento esencial las alfombras, cuya disposición puede ayudarnos a hacer más compacto el dormitorio y ocupar espacio que no podamos llenar. Además, al ser un material textil dispone de más posibilidades decorativas de lo que parece a primera vista.

Lo más importante a la hora de elegir los complementos es saber cómo distribuirlos, planificando antes el espacio para que luego no se quede ni saturado ni demasiado esparcido, formando pequeños “islotes”.  Puedes leer aquí nuestros consejos para distribuir en la decoración de dormitorios.

Mejor muebles más grandes que demasiados muebles

Esta premisa evitará que peques de exceso al elegir demasiados muebles, error en el que puedes caer incluso con mucho espacio, saturando la estancia y quitando mucho sitio disponible que puede ser necesario funcionalmente.

Ajustando los muebles a la escala de tu espacio, conseguirás que la habitación quede completa sin tener que comprar complementos de más.

La aportación de los colores

Los colores claros nos darán luminosidad y generarán la sensación de tener un dormitorio más grande, por lo que, si tenemos demasiado espacio y no lo hemos llenado, debemos tener cuidado con su utilización excesiva. Por ejemplo, un dormitorio grande casi monocromático en tonos muy claros, nos produciría una sensación de frialdad que no sería recomentable.

Sin embargo, los colores oscuros harán que el espacio se empequeñezca, por lo que los dormitorios espaciosos son los sitios más ideales para utilizarlos. Eso sí, todos los dormitorios en tonos oscuros deben ir correctamente contrastados con colores más claros.