4 recomendaciones para decorar salones grandes y aprovechar los metros


Como ya hicimos en el caso de los dormitorios de matrimonio amplios, hoy queremos dar una serie de consejos básicos para todos aquellos que se dispongan a decorar salones con muchos metros de amplitud.

En estos casos, las complicaciones suelen venir por los posibles espacios muertos, por no conseguir una armonía en el conjunto de todos los elementos que lo forman, o, en definitiva, por generar una sensación de ambiente “fríos” o faltos de personalidad al no estar bien conjuntados.

¿Cómo podemos evitar que nos pase esto? Teniendo en cuenta las siguientes cuatro claves que os vamos a explicar brevemente, podréis evitar muchos de estos fallos y sentar las bases de un dormitorio perfecto.

Las claves para decorar un salón amplio

Organización del espacio del salón

El salón es la estancia más amplia de tu hogar, y en el caso de que éste tenga una extensión grande, se hace necesario ocupar el espacio con una subdivisión por distintas zonas que se complementen. Si no, será muy probable que se queden huecos vacíos, muebles que no encajan…

Por tanto, la primera cosa es pensar en elegir y repartir las zonas: la parte central con la mesa de centro y la tv, el comedor, el rincón de lectura, si hay o no algún tipo de recibidor… Después será cuando elijamos los muebles que irán en cada una de esas zonas pensando siemple en la coherencia del conjunto. Es importante seguir el orden para no caer en errores que rompan la armonía.

Proporciones y tamaños de los muebles

No es necesario tener muebles de gran tamaño si realmente no vas a requerirlos, siempre y cuando encajen todos en una escala mínima y común con las dimensiones del salón.

Puedes por ejemplo apostar por muebles de tamaño más normal y utilizar complementos con el espacio ahorrado para rematar las zonas. De esta manera, puedes aprovechar los metros para dar más variedad decorativa con más elementos, en vez de escalar los tamaños de los muebles básicos a medidas que no vas a necesitar.  Todo es cuestión de estudiar al detalle tus necesidades.

Aprovechar las “zonas muertas”

Con una buena distribución de las zonas, en principio se debería de solucionar este problema, pero siempre pueden haber por las características de la estancia algún recoveco que no se pueda cubrir. La solución puede venir de complementos como lámparas, estanterías… Tener siempre complementos socorridos te ayudará a conseguir esa unión del conjunto que elimine espacios vacíos.

El estilo decorativo

¿Existe un estilo mejor o peor para los salones grandes? En realidad, todos pueden encajar perfectamente, desde los más clásicos a los más modernos. Lo único a tener en cuenta, es que los más minimalistas podrán generar una sensación de ambiente  “frío”. No obstante, esto lo podemos combatir con un buen reparto de los elementos en la estancia, evitando huecos vacíos y poniendo elementos de contraste que atraigan la atención.