¿Qué dice la decoración de tu hogar de ti?


Al igual que los olores reflejan la identidad y gustos de una persona, la decoración es un fiel reflejo de nuestra personalidad compuesta por detalles y decisiones que hemos tomado para su organización. En ella todo suma y aporta información: los colores, las texturas de las telas, el color, el acabado y forma de los muebles, así como la cantidad de accesorios y su disposición dentro del conjunto.

Cada decisión tiene una historia detrás

 

Salón

Párate, observa a tu alrededor y pregúntate por qué elegiste ese mueble, qué determinó esa disposición y qué te transmite al entrar en esa habitación. Pues toda esa información, es la que percibe una persona al entrar por primera vez en tu hogar y que desvela muchos detalles de tu personalidad. Sin darte cuenta, la decoración de tu hogar influye:

  • En tu identidad: Nuestra casa es una declaración de intenciones. Cada elemento o accesorio ha sido elegido por algún motivo y da a conocer parte de nuestra personalidad, valores, actitudes… Desde la forma de un mueble, a una lámpara, cuadros, fotografías o libros, así como su disposición en el conjunto de una forma más o menos visible

Salón touch

  • En tu forma de ver la vida: Cada espacio de tu hogar ofrece una sensación diferente y no es lo mismo la intimidad, descanso y seguridad que puede ofrecer un dormitorio, a un salón que se concibe como centro de reunión, con muebles más grandes donde colocar y disponer parte de nuestra historia con recuerdos, imágenes… y de nuestro presente con objetos de uso cotidiano que tener más a mano.

De hecho al final de una jornada podremos observar los restos de nuestro comportamiento y descubrir mayores tamices de nuestra personalidad. Por ejemplo, si al llegar dejamos el abrigo tirado en una silla o lo colocamos en el armario, qué hacemos con la ropa sucia, el cargador del móvil…

En definitiva, los colores, la iluminación, la disposición de cada mueble, de cada objeto, viene determinada por decisiones personales más allá de modelos y precios, que aportan más información de uno mismo al visitante, aunque no seamos conscientes de ello.

Habitacion 3